Tipos de publicaciones: Orgánicas, impulsadas y promocionadas: ¿qué son y para qué sirven?

Los gloriosos tiempos en los que “marketing” significaba comprar una página de publicidad en las Páginas Amarillas quedaron atrás.

Y no solo esos, sino también los tiempos de no tan lejanos de pasar una publicidad por la televisión y sentarse a esperar a que todo el mundo estuviera tarareando inconscientemente tu jingle todo el día  [6 22 22 33, Paloma, Paloma, Paloma. Sí, sabemos que lo leíste cantando].

Estos viejos y queridos canales de marketing eran exitosos porque eran los únicos.

Sin embargo, decir que las redes sociales cambiaron nuestro mundo y que estamos insertos en un entorno digital es un cliché antiguo y conocido en el que no nos interesa profundizar ahora.

Partamos, entonces, de la base de que las redes sociales son el mayor canal de marketing que tenemos hoy.

En palabras del cofundador de Intuit, Scott Cook, “una marca no es lo que le decimos al consumidor que es, sino lo que los consumidores se dicen entre ellos que es”.

Por eso, es vital para nuestra marca tener estar presente en las redes sociales para obtener visibilidad y lealtad de tu público.

Pero primero lo primero: tu presencia digital no puede ser cualquier cosa. Tiene que ser creativa, planificada, estratégica y efectiva.

Es fundamental que conozcas los diferentes tipos de publicaciones que se pueden hacer en las redes sociales, y que decidas en función de eso cuál es la mejor manera de llegarle a tu público y cómo gastar tu presupuesto.

Te compartimos algunos tips básicos pero fundamentales para compartir tu contenido en redes y sacarle provecho a estos tipos de publicaciones:

  1. En primer lugar, ajustar tu contenido a los intereses de tu público es clave para aumentar su nivel de engagement.
  2. Además, no olvides que agregar imágenes a tus publicaciones pueden llegar a duplicar tu nivel de engagement.
  3. Las historias y los videos son una forma muy efectiva de captivar a tu audiencia.
  4. También, interactuar con otras cuentas, mencionar la publicación de algún seguidor y responder comentarios y mensajes aumenta el nivel de fidelidad de tu público.

Ahora que ya aclaramos esto, pasemos a lo más importante: qué tipos de publicaciones elegir para publicar nuestro contenido: posteos orgánicos, posteos impulsados o posteos promocionados.

Posteos orgánicos

El pan de cada día. Las publicaciones orgánicas son las que creás en tu cuenta gratuitamente, sin pagar nada por ellas.

Estos posteos se ven directamente en tu perfil y son vistos únicamente por tus seguidores o por quienes entren a tu página (¿quién dijo stalkers?).

El posteo impulsado o “boosted”

Este tipo de publicaciones son los posteos orgánicos a los que, una vez publicados, les agregás plata para que lleguen a una audiencia más grande.

Elegís tu presupuesto y el público al que querés llegar. En este punto, podés elegir como público a “personas que sigan a tu página y sus amigos” o elegir tu audiencia según características tales como sexo, edad, ubicación, etc.

Nosotros recomendamos la segunda opción, porque los amigos de tus seguidores pueden variar mucho y no estar interesados en tu negocio (la cruda verdad, lo sentimos mucho).

Si necesitás ayuda con las publicaciones pagas, date una vueltita por este artículo que explica, básicamente, Cómo hacer anuncios en Instagram y no morir en el intento.

El posteo promocionado

Estas publicaciones se ven como publicaciones orgánicas, pero tienen la etiqueta de “publicidad” arriba, así que tu público las va a poder identificar como tales.

Este tipo de posteo te permite subir el contenido que elijas, diseñado específicamente para ser promocionado, lo que te da más opciones en cuanto al target y dónde se va a mostrar.

Las publicaciones promocionadas suelen funcionar muy bien para sorteos, cupones de descuento y promociones especiales.

Cualquiera de estas tres publicaciones es útil para construir identidad de marca y llegarle a tu público.

Pero no hay recetas mágicas: lo más importante es que pruebes cuál le sirve más a tu marca.

Como recomendación, empezá por publicaciones orgánicas para ver cómo responden tus seguidores. Cuando tengas más claro qué tipo de contenido les atrae más, podés empezar a poner plata para aumentar tu audiencia.

También recomendamos probar con imágenes y videos, para eso seguramente necesitarás el asesoramiento de alguna empresa de videos como Yans Media, por poner un ejemplo.

Bonus track: ¿conocés el marketing de influencers? En este artículo te contamos todo sobre esta nueva herramienta para promover tu marca

 

Cómo hacer anuncios en Instagram y no morir en el intento [2019]

Cómo hacer anuncios en Instagram y no morir en el intento [2019]

Si creés que a tu marca le falta un empuje digital y te estás preguntando si te conviene o no hacer anuncios en Instagram, nuestra respuesta es un sí rotundo.

¿Por qué?

Porque combinan las posibilidades de definir el público objetivo de Facebook y sus mil opciones de personalización del anuncio con el nivel de alcance que tiene Instagram: o sea, una bomba.

Los anuncios de Instagram son una de las mejores herramientas que tenemos quienes nos dedicamos al marketing digital y la publicidad.

Gracias a estos anuncios, las marcas tienen una oportunidad muy grande de conectar con nuevos usuarios, construir su identidad de marca y, último pero nunca menos importante, vender más.

Desde que la plataforma de anuncios de Instagram vio a la luz, más del 30% de los usuarios compraron productos que descubrieron en Instagram, y las imágenes publicitadas en esta red lograron un 23% más de interacción que las publicadas en Facebook.

Aunque no se puede negar que el costo de los anuncios en Instagram es mayor al de Facebook, aún así vale la pena.

Ahora, si Instagram nos ofrece una oportunidad con tanto potencial, ¿cómo empezar a aprovecharla?

El primer paso, como siempre, es conocerse: explorá la plataforma para ver qué tipo de anuncios funcionan para tu negocio y cuáles no.

Por eso, en este artículo vamos a ver todos los conceptos básicos, la información técnica (sí, sabemos que te embola y lo sentimos mucho, es aburrida pero necesaria) y algunos consejos clave que tenés que saber para empezar a usar los anuncios de Instagram (y salir con éxito).

Pero vayamos despacito, pasito a pasito. Antes que nada, es importante entender los diferentes tipos de anuncios que Instagram nos ofrece entre sus opciones.

3 tipos de anuncios de Instagram que podés usar

Antes de saber como se pueden hacer anuncios en Instagram de la forma correcta, tenemos que conocer que tipos de anuncios hay y cual es el que mejor se ajusta a mis necesidades.

Anuncios en el feed de instagram

1. Anuncios en el feed

Estos anuncios se les mostrarán a los usuarios en sus feed cuando estén scrolleando, y tendrán la apariencia de un contenido publicado por otro usuario, ya sea un video, una foto o un carrusel.

La diferencia será que debajo del nombre de usuario (por lo general, el nombre de la marca o quien sea que esté publicitando ese contenido) aparecerá la palabra “publicidad”.

Además, un llamado a la acción (ir al perfil, comprar ahora, más información, etc., según sea el objetivo establecido) aparecerá en formato de barra-botón debajo del contenido, y se iluminará automáticamente si los usuarios pasan una determinada cantidad de segundos mirándolo.

Anuncios en las historias de instagram

2. Anuncios en historias de Instagram

Estos anuncios pueden ser varias imágenes o un video, y aparecerán entre las historias que publiquen los usuarios que cada uno siga en su cuenta.

Así, los usuarios verán historias y, en momentos determinados, se les mostrará automáticamente un anuncio en forma de historia: una experiencia de pantalla completa que genera muy buenos niveles de interacción.

Además, este formato permite agregar un link al que acceder directamente deslizando la pantalla hacia arriba, lo cual es una gran manera de llevar a tu público exactamente a donde quieras dirigirlos (por ejemplo, tu sitio web).

Anuncios en publicaciones ya existentes instagram

3. Anuncios de publicaciones ya existentes

Este tipo de anuncios consiste en publicitar una publicación que ya hayas subido a tu cuenta, en lugar de crear un nuevo anuncio con nuevo contenido.

Si bien esta modalidad ofrece menos opciones de personalización del anuncio, puede ser una manera más ágil de promocionar tu contenido.

Una vez establecidas cuáles son tus opciones a la hora de publicitar en Instagram, es necesario que prestemos atención a los requerimientos que los anuncios para crear contenido nuevo implican:

Aspectos técnicos a tener en cuenta para los anuncios en el feed

  • Extensión del texto en el pie de foto: 2200 caracteres.
  • Extensión recomendada del texto en el pie de foto: entre 120 y 135 caracteres.
  • Tamaño recomendado para imágenes cuadradas: 1080 x 1080px.
  • Recomendado para imágenes tradicionales: 1080 x 1350px.
  • Tamaño recomendado para imágenes verticales: 600 x 750.
  • Formato recomendado de las imágenes: archivos PNG o JPG menores a 30MB.
  • Videos menores a 120 segundos.
  • Formato recomendado para videos: archivos MP4 o MOV menores a 4GB.

Aspectos técnicos a tener en cuenta para los anuncios en las historias

  • Tanto imágenes como videos deben medir 1080 x 1920px.
  • Formato recomendado para imágenes: archivos JPG o PNG menores a 30MB.
  • Formato recomendado para videos: archivos MP4 o MOV menores a 4GM.
  • Mínimo de resolución: 720px.

Ahora que ya tenemos en mente esta información, tediosa pero imprescindible, podemos poner manos a la obra:

Cómo crear anuncios en Instagram

Después de tantas especificaciones y de tantos formatos al fin llegamos al contenido que más nos interesa: cómo hacer anuncios en Instagram.

Veamos paso a paso este tutorial que te va a servir de mucho para empezar con el pie derecho.

Paso 1: El comienzo

En primer lugar, tenemos que acceder al “Administrador de anuncios” de Facebook, que está en el panel de opciones que aparece en el muro de nuestra página de Facebook.

Paso 2: Objetivo del anuncio

Una vez ahí, lo primero que tenemos que definir es el objetivo de nuestro anuncio. Esto va a depender de lo que queramos lograr: ¿vender más?, ¿tener más likes?, ¿recibir más mensajes?, ¿descargas de nuestra App?

Tener esto claro es básico para seleccionar un objetivo que nos sirva, pero hay que tener en cuenta que no todos los objetivos nos permiten publicitar en todas las ubicaciones posibles.

Por ejemplo: el objetivo de “interacción” no nos va a dejar crear un anuncio en las historias de Instagram.

Por eso, es importante que controles la ansiedad y te tomes el tiempo de pensar el objetivo y la ubicación de tu anuncio.

Paso 3: Público objetivo

Es momento de identificar el público objetivo de tu anuncio. Este paso es vital para tener éxito, hay que saber a quién le estamos hablando para saber cuál es la mejor manera de transmitirle nuestro mensaje.

Así, podemos elegir la ubicación geográfica de nuestro público, su idioma, su edad y género y otras opciones como sus intereses y comportamientos.

De esta forma, podés elegir llegarle a hombres treintañeros con hijos que viven en Punta Carretas, de la misma forma que podés elegir mujeres de entre 40 y 60 años que les interesa la arquitectura y viven en Tacuarembó, por ejemplo.

Además, la propia plataforma te va a indicar si tu público quedó bien definido, demasiado amplio o demasiado acotado.

Paso 4: Ubicación

Ahora que ya definimos nuestro objetivo y nuestro público llegó la hora de especificar en qué ubicaciones queremos que nuestro anuncio se muestre.

En este punto tenemos dos opciones: o dejar que la plataforma elija automáticamente dónde mostrarse, según el objetivo y el público que marcamos antes, o elegir manualmente las ubicaciones de nuestro anuncio.

Como regla general, lo mejor es dejar que tu anuncio corra en todas las ubicaciones disponibles, regulándose solas, a menos que quieras, por alguna razón, sacar una ubicación o dejar solo una.

Paso 5: Budget o presupuesto

Hablemos de presupuesto. ¿Cuánta plata querés invertir y por cuánto tiempo?

En este tema hay, también, dos formas de proceder: definir un presupuesto diario y dejar que corra hasta que quieras pausarlo o definir un presupuesto diario y asignarle cuándo empieza y cuándo termina  de estar activo el anuncio.

La primera opción implica el riesgo de olvidarse del anuncio y dejarlo corriendo más días de los que tenías en mente, lo que va a gastarte más plata.

Para la segunda opción, aunque parezca poco importante, es clave que prestes atención a que el presupuesto que asignás es diario, no total. Entonces, lo más fácil sería que adaptes tu presupuesto total y después lo dividas entre la cantidad de días que querés que el anuncio funcione.

Paso 6: Eligiendo el contenido

¡Hora de subir el contenido! Elegí entre una sola imagen, un carrusel, un video o un anuncio por secuencia y subilo.

Después, chequeá en la previsualización de tu anuncio que todo se vea exactamente como vos querés, porque así es como lo va a ver tu público.

No olvides agregar el link al que querés dirigir a tus usuarios, escribir el texto que querés que acompañe a tu anuncio y rellenar los demás espacios en blanco.

Si tu audiencia es bilingüe, ¡quedate tranqui! Existe la opción de agregar tu texto en diferentes idiomas.

Paso 7: Aprobación del anuncio

Revisá que todo esté en orden y confirmá tu anuncio. Facebook se va a encargar de revisarlo y aprobarlo, pero esto suele llevar apenas un rato.

4 consejos claves que tenés que saber acerca de los anuncios de Instagram

Usá muchos videos

Son muy populares, tanto en las historias como en el feed, porque atraen la atención de los usuarios y permiten dar más información que una imagen.

Los videos atrapan, pero no olvides que muchos de tus usuarios seguramente tengan silenciado el sonido, por lo que lo verán unos segundos en silencio y, si les copa, van a subir el volumen. Por eso, la visual y el “atractivo mudo” del contenido tienen un rol fundamental.

Una manera fácil de hacer videos rápidos para redes sociales? Usando CreatorKit.

No escribas mucho texto

Instagram es una plataforma visual, no le gusta el texto escrito; los usuarios no quieren leer grandes bloques de texto en esta plataforma (duh, para eso existe Facebook).

Probá diferentes formatos de anuncios

La mejor manera de saber qué es lo que más funciona para tu negocio es explorando tus opciones, así que aprovechá los distintos anuncios que te da Instagram para descubrir nuevas formas de llegarle a tu público.

Respetá las normas

Dos tips básicos para estar alineado con la política de Facebook es evitar el uso de la segunda persona (“tú”, “vos” o “ustedes”) para referirse a temas negativos y no realizar afirmaciones que no puedas respaldar.

Además, dedicar un rato a leer las reglas y guías de Facebook para los anuncios no estaría mal.

Sí, sabemos que les vas a dar “aceptar” sin leer, ¡pero después no digas que no te lo advertimos!

Conclusiones

Sí, los costos en Instagram son más altos que los costos en Facebook, así que preparate para pagar más. Las agencias como nosotros u otras agencias internacionales respetables como Oink My God te pueden dar una gran mano en esto.

No obstante, esta diferencia de precios va a valer la pena cuando veas los efectos deseados en tu negocio.

Pero ¡cuidado!

Prestá atención a las campañas que pongas en funcionamiento para saber si están generando lo que buscabas o si deben ser re-evaluadas.

Y, por último, una insistencia: para saber cuál es la campaña que más le sirve a tu negocio, no queda otra que hacer pruebas, pruebas y más pruebas.

Eso, en nuestra agencia, es uno de los requisitos del 100% de nuestras primeras campañas al trabajar con clientes.